Lesiones, cuando calor y cuando frio?

Tenes que salir de la cama como todos los días, pero esta vez cuando te levantas, sentís un fuerte dolor en la zona lumbar. ¿Saliste a bailar anoche o solo dormiste mal? De cualquier manera, duele y queres alivio. Pero, no podes recordar si es mejor para una bolsa de hielo o una compresa caliente.

Ambos métodos aumentan el flujo de sangre al área lesionada y son beneficiosas para reducir el dolor y acelerar el proceso de curación. El calor aumenta la circulación, lo que aumenta el suministro de oxígeno a la zona y acelera la eliminación de productos de desecho. El hielo restringe el flujo de sangre, lo que reduce la inflamación y el adormece dolor. Entonces hielo o calor? Esto te va a ayudar:

FRIO

Como, cuanto?
Utiliza compresas de hielo, bolsa llena de cubitos, o una bolsa de verduras congeladas, aplicar no más de 20 minutos.

Cuando?

  • Si te has hecho daño en las últimas 48 hs (un esguince de tobillo o golpeado el pulgar en lugar de la uña).
  • Si se hincha el área, el hielo disminuirá la inflamación alrededor de la herida, lo que ayudará a controlar el dolor.
  • Después de una cirugía, para reducir la hinchazón, el sangrado y/o moretones.
  • Para las lesiones crónicas que sufren los atletas como calambres en la pierna y la rodilla. Utilizá el hielo después de la actividad para reducir la inflamación.

CALOR

Como, cuanto?
Utilizá una almohadilla de calefacción, toallas calientes o un baño, no más de 20 minutos.

Cuando?

  • Si tenes dolor crónico o dolor muscular, el calor trae sangre nueva a la zona para ayudar a relajar los tejidos, lo que ayuda a relajarse.
  • Para enfermedades crónicas como en los isquiotibiales, calentá el área antes de hacer ejercicio para mejorar la elasticidad.
  • Para las lesiones crónicas que se ven agravadas por ciertas actividades, calentar previamente para aflojar los músculos.

Fuente: Fitsugar